Normas Salariales: Gilbert Arenas Provision.


Hoy voy a comenzar con una pequeña serie de entradas (igual no tan pequeña) sobre las normas salariales de la NBA.
Este verano, mucho más participativo en los “debates” sobre la FA (Agencia Libre), rookies, renovaciones y demás, he visto que muchos (entre los que me incluyo), no tenemos del todo claro como van los límites salariales, cuales son las excepciones, y demás… Visto esto, y charlando con @jose13bis y @heroeceltic un día, este nos paso a Jose y a mí la siguiente web: http://www.cbafaq.com/salarycap.htm

En ella está detallado cada punto del convenio de la NBA, y perfectamente explicado en algunos casos con ejemplos que ayudan a entender bien cada caso.
Dicho esto, me pase gran parte de la tarde investigando y leyendo cada uno de los puntos salariales, márgenes, excepciones y demás, para poder entender como funciona ese negocio, para poder entender también los movimientos de mis Celtics sobretodo, y en parte, para ayudar a entender a mucha gente que preguntaba sobre ello.

Ahora, con el nuevo blog creado, y con ganas de escribir gracias a vuestro apoyo, voy a intentar ir explicando algunos de los detalles del mismo, si tenéis dudas sobre los post, o queréis saber algo en particular, podéis dejarlo en los comentarios y os contestaré.
Será una serie de entradas independientes (bajo la misma etiqueta) dedicada cada una a un punto particular, pues no quiero que sean excesivamente largas o pesadas.

Sin más dilación, hoy voy a empezar con una excepción que es posible que mucha gente no conozca, y puesto que estuve hablando en Twitter sobre ello, me parece interesante exponerla.


Gilbert Arenas Provision.

Hasta 2005 era posible ofrecer contratos desorbitados a cualquier agente libre, ofertas las cuales en muchas ocasiones sus equipos no podían igualar. Esto sucedía al no poseer derechos Bird (te permite renovar a un jugador excediendo el límite salarial) sobre el jugador, o al poseer sobre el derechos Early Bird (como máximo pueden ofrecerle un 175% del sueldo que recibía), esto unido a la falta de espacio salarial, hacía imposible igualar las ofertas importantes de otros equipos.

Gilbert Arenas
En 2001 Gilbert Arenas salía elegido en el puesto 31 del draft de la NBA, lo cual lo situaba en la segunda ronda, el equipo que lo seleccionó fue Golden State Warriors.
Arenas en su primer año promedió 10,9 puntos y 3,7 asistencias por partido, y en su segunda campaña, también en Warriors sus números subieron (tras la marcha de Larry Hugues) a 18,3 puntos y 6,3 asistencias por partido, lo cual lo colocó como el gran robo del draft de 2001, y probablemente en el agente libre más codiciado del mercado 2003/04.


Y muchos diréis ahora, ¿A mi que me importa todo esto, si hablábamos sobre una norma de la liga? Pues precisamente todo esto es lo que provoco el cambio en la norma…
Warriors estaban interesados en renovar a Arenas, pero solo disponían de la MLE (Excepción de nivel medio, que limita el salario a ofrecer a 5M por año), y aprovechando eso, los Washington Wizards hicieron una oferta de 65 millones de dólares en 6 años, oferta imposible de igualar para Warriors, equipo que había apostado dos años antes por el en el draft.

Utah hizo lo propio un año después con Mehmet Okur y Carlos Boozer, elegidos por Pistons y Cavaliers respectivamente en el draft de 2000.
La solución a esto se creó en 2005, con la Gilbert Arenas Provision ¿Buscando que? Pues facilitar a los equipos que apuestan por un jugador en la segunda ronda del draft la opción de renovarlo, ¿Cómo? Ahora mismo lo explico.

Mehmet Okur & Carlos Boozer

- En base a esta norma, no se podrá ofrecer a un jugador que lleve uno o dos años en la liga una cifra superior a la MLE (Excepción de nivel medio), lo cual facilita a los equipos que tengan sus derechos igualar esas ofertas con su propia excepción (Early Bird) e impide contratos abusivos.

- Del máximo de cinco años que pueden ofrecerse, en el primero solo se podrá ofrecer como máximo los 5 millones (redondeando, las cifras varían por año sus picos) de la MLE, subiendo en el segundo año el 4,5% base… Lo cual nos situaría en 5,2M esa segunda temporada.

- En la tercera temporada el sueldo podrá subir más allá del 8% habitual, sin límite marcado, y sin posibilidad de añadir primas, el sueldo deberá estar completamente garantizado.
Eso si, en el caso de superar el % habitual de la subida, deberán no solo hacer hueco salarial para el primer año de contrato, sino que tendrá que hacerlo para el promedio millones/años del total del contrato.

- Los dos años siguientes los aumentos quedan restringidos a un 6,9%.

Todo está “muy bien”, pero entonces llega el momento en el que los Rockets hacen una oferta por Omer Asik de 25M en tres años, y por Jeremy Lin de 25M en tres años también… Los Raptors hacen lo propio con Landry Fields, en su caso 20 millones en 3 temporadas.

Omer Asik
¿Que hacen realmente estos equipos? Pues fuerzan a las franquicias de origen de estos agentes libres a igualar  el contrato de 5M el primer año, 5,2M el segundo y 15M el tercero en el caso de Lin y Asik.
En el caso de Fields son 5M, 5,2M y 10M el tercero, lo cual ponen en un compromiso tanto a Knicks, como a Bulls, puesto que en el tercer año, en caso de retenerlo tendrían que pagar cifras muy por encima de su valor actual (y probablemente también en 3 años) a estos jugadores el tercer año de contrato.


Ahora diréis, bien… Se quedan con ellos, pero Rockets tienen 30 millones garantizados de su salary cap (límite salarial) solo para Asik o Lin… Pues no.
Aquí llega la “pequeña trampa”, y es que, como comenté en uno de los puntos anteriores, al ofrecer una subida mayor al % habitual en la tercera temporada, su salario pasa a ser plano, es decir, se reparte equitativamente entre las tres temporadas, cobrando tanto el turco como el taiwanes unos 8,3 millones por año.

¿Y donde está el truco? En el enorme espacio salarial de estos equipos, sobretodo en el caso particular explicado, el de Rockets, lo cual convierte el “problema” de hacer ese salario medio en sus 3 temporadas, en una forma de quitarse a Knicks y Bulls de la puja, y hacerse con el jugador, ahorrándose así el tercer año excesivo.
Asik o Lin seguirán sobrepagados (o no, dependerá de su rendimiento), pero en su tercera temporada en lugar de 30M comprometidos, tendrán unos 16/17M, dejando así más margen.

Jeremy Lin
Espero que haya quedado suficientemente clara la explicación, y los ejemplos… Me pareció un tema interesante tras precisamente la firma de esos dos agentes libres por Houston Rockets.
Si teneis cualquier duda al respecto, no dudéis preguntarla en los comentarios.
La próxima entrada será sobre las excepciones salariales para firmar agentes libres y renovar de las que disponen los equipos.