¿Que pasa en los Lakers?

Orlando Magic, Houston Rockets, no son ni mucho menos dos de los mejores equipos de la NBA actualmente, los primeros están entre los favoritos al próximo pick 1 del draft, los segundos tienen difícil conseguir una plaza en Play-Offs, si bien cualquiera puede darte una sorpresa (los Wizard ganaron anoche a los Heat), los Lakers ya llevan dos consecutivas.


La madrugaba del domingo se enfrentaban los Lakers de Howard, ante el ex equipo de este, los Magic de Orlando, que llegaban con 5 victorias y 10 derrotas, y con Glen Davis o Arron Afflalo como estrellas. Lo que debía ser una cómoda victoria para el equipo argelino se convirtió en una derrota más que dolorosa para su entrenador y afición: 113-103 en el Staples Center.
Anoche tocaba volver a la victoria, el rival: Houston Rockets, el equipo de Harden, Lin o Asik, un equipo que si bien puede sorprenderte no es ni mucho menos de los equipo fuertes de la liga… Final: 105-107 y nueva derrota.


¿Qué les pasa a estos Lakers? ¿A que juegan? ¿Por qué un equipo con Gasol, Howard o Kobe no gana con comodidad al menos ciertos partidos?
Para averiguar todo esto habría que ir incluso a la pasada campaña, donde la elección de Mike Brown no fue acertada por la directiva, Brian Shaw era el deseado por los jugadores, pero no se les tuvo demasiado en cuenta, y se optó por el entrenador que había liderado a los Cavs de Lebron, un entrenador defensivo para un equipo creado para atacar principalmente.

La temporada fue mala, y en Play-Offs fueron aplastados por los jóvenes y  talentosos Thunder por 4-1. Aun así se dio la oportunidad de seguir trabajando con el equipo a Mike Brown, debía seguir sentando sus bases, aunque bien es cierto que nadie sabía demasiado bien a que jugaban esos Lakers, y que había tenido roces con algunos jugadores.

Para procurar una campaña con opciones al anillo los Lakers volvieron a hacer magia, y Kupchak logró deshacerse de un lesionado Bynum para traer al deseado Dwight Howard, el pivot más dominador de la liga, y para llevar la manija del equipo, firmaron vía S&T a Steve Nash, a cambio de unas rondas futuras, como siempre, traspasos inexplicables.
La pretemporada fue lamentable, perdiendo los 8 partidos que disputaron, pero bueno… Era solo pretemporada, Howard se había perdido mucho, y Nash no estaba al nivel esperado aun.

El comienzo de temporada no fue mejor, Nash se lesionó y los Lakers sumaron 4 derrotas en 5 partidos, lo cual precipitó la marcha de Brown. En el Staples Center se coreó “Queremos a Phil” el partido posterior a la destitución, haciendo referencia a Phil Jackson, entrenador que ha ganado 5 anillos con la franquicia argelina, y muchos periodistas ya daban prácticamente por cerrado el acuerdo con él, cuando de repente… Kupchak anunciaba la contratación de otro Mike, en este caso D’Antoni como entrenador.

Mike D’Antoni venía de fracasar en New York, y de triunfar años antes en los Suns precisamente con Nash. Conocido por su estilo de juego alegre, rápido, a la contra, sin apenas defensa, y de marcadores altos, muchos nos preguntábamos si se adaptaría al equipo que tenía (dos jugadores altos de nivel en la pintura y pocos tiradores), o trataría de adaptarlos a su juego. En rueda de prensa alabó a TODOS sus jugadores, especialmente a Kobe y… A ¡¡¡Pau Gasol!!! Y además afirmó que su juego no era como todos pensábamos, que el míticos “7 second or less” era una invención, además de afirmar que quería devolver a los Lakers a la época del showtime, y a los marcadores de 115/120 puntos partidos.


Todo esto sonaba muy bonito, hasta que sus Lakers se han puesto en marcha… 3 victorias y 5 derrotas. Entre ellas estas dos últimas a las que hago referencia arriba, consecutivas la de anoche ante Rockets y el domingo ante Magic.
Hasta aquí todo suena conocido para la mayoría, pero ¿Qué le pasa realmente a estos Lakers?
Para empezar que el sistema D’Antoni no es adaptable a esta plantilla, y eso está clarísimo, dos hombres altos que sufren en ese juego, y sin tiradores fiables, ¿Qué te queda? Pues que de vez en cuando tengan un buen día tus tiradores, y que Kobe anote caso 40 puntos de media por partidos. Pero analicemos un poco las estadísticas de algunos jugadores.

Juego interior:

Dwight Howard: 18.6 ppp, 11.3 rpp, 2.7 tpp, 59% tiro de campo, 46% en tiros libres.

Howard está en su 4º temporada de menor anotación, solo 3 decimas por encima de la 3ª, y las otras dos son su temporada rookie y su temporada sophomore. Pero además esta en su PEOR temporada en porcentaje de tiro libre, el “Hack a Howard” está haciendo daño al equipo, pues sin ir más lejos anoche volvió a hacer un 8/16 en TL y ante Magic un 9/21.

Pau Gasol: 12.6 ppp, 8.8 rpp, 3.5 app, 42% tiro de campo.

Pau ha tenido que parar por una tendinitis, pero hasta anoche está en su peor temporada en anotación desde que llegó a la liga, nunca había bajado de los 17ppp, también está entre sus peores temporadas reboteadoras, y vuelve a bajar y mucho en tiro de campo, donde salvo una campaña, siempre había superado el 50% en tiro.

Juego exterior:

Kobe Bryant: 27.9 ppp, 5.3 rpp, 4.9 app, 48% tiro de campo.

Curiosamente Kobe es todo lo contrario, está anotando con mucha facilidad y sus porcentajes de tiro son los mejores de su carrera, en anotación continua al nivel de siempre, anotador implacable, pero que tenga que anotar casi 40 ppp, no es la solución para estos Lakers.

Metta World Peace: 13 ppp, 5.3 rpp, 2.2 app, 41% tiro de campo.

Ha superado todos sus números, mejor media anotadora, reboteadora y de minutos por partido desde que está en Lakers, está siendo en muchos partidos, pero muchos, la segunda opción en ataque del equipo argelino, lo cual es un gran problema, puesto que es un jugador que debe aportar más en defensa que en ataque, un error que tire y participe más que Gasol o Howard en tantos encuentros.

Steve Nash: 4.5 ppp, 4 app, 33% tiro de campo.

Se lesionó tras solo dos partidos, y pasó de baja para unos días, a unas semanas, y después a unos meses, ahora mismo sigue siendo baja indefinida, con un contrato de 9M por año, el base de 38 años ya rindió lejos de su nivel en pretemporada, y hace preguntarse a muchos si no su fichaje, pero si su contrato, fue acertado, muchos años, mucho dinero para un jugador repito, de 38 años.

Jodie Meeks: 5.5 ppp, 39% triples.

El sexto hombre junto a Jamison y el teorico tirador del equipo, un jugador que en su carrera lleva un 37% en triples de media, muy de rachas, no es el ideal para esta labor, por ahora ha destacado en un partido, por el mínimo bien, pero lejos de lo que muchos esperaban.


¿Que nos queda tras todo este repaso? Un equipo mal estructurado que cobra 100M de dólares esta temporada, y que ya tiene comprometidos 78 entre 7 jugadores (Kobe, Gasol, Nash, MWP, Blake, Duhon y Hill) para el próximo año, en el que Howard ha perdido importancia con respecto a sus años en Magic, y en el cual si no se lucha por el anillo es muy posible que el center decida cambiar de destino en la agencia libre.
Nos queda un equipo donde noche tras noche Kobe mete 30/40 puntos, y Gasol antes de la lesión apenas llegaba a los 10, Howard ha tardado en llegar a 20, y MWP es la segunda opción en ataque. Nos queda un equipo donde Jamison a sus 36 años pasa por encima de Pau, y sin bien Antawn es un gran jugador, Gasol no lo es menos, pero los triples del primero mandan.

D’Antoni no sabe a que juega, o mejor dicho… Sabe a que juega y está sufriendo lo mismo que en New York, un equipo que no sabe jugar a eso, que no tiene jugadores para hacerlo, y él no tiene o no busca alternativas, sin defensa y con un mal ataque no puedes ganar partidos.

Con D’Antoni  o sin el Lakers tienen un problema, y es que no luchar por el anillo este año puede ser un gran revés para ellos, no solo porque el proyecto habría sido un fracaso, sino  porque Nash tiene 38 años, Kobe 34, Gasol 32, Jamison 36 y MWP 33, a diferencia del Big Three de Miami que tras perder el anillo su primer año volvieron con más fuerza, estos Lakers son mayores, y no tendrán muchas más oportunidades. Además, la perdida de importancia, la presión por sus tiros libres, o el no luchar por el anillo puede llevar a Howard, que debería ser la piedra angular de los futuros Lakers, a buscarse otro equipo para el próximo año. Tras el encuentro ante Magic ya dijo que si llegaba una oferta de otra franquicia con opciones de luchar por el anillo, no tendría problemas en aceptarla.

No creo que D’Antoni acabe la temporada, es más, mi apuesta en twitter hace unos días es que como máximo, llegaría a enero, y la mantengo. Pero ello no soluciona el mal comienzo del equipo, y habría que ver en tal caso la elección de la directiva,  ¿Phil Jackson? Los problemas entre Jeanie y Jim Buss lo complican, y es difícil saber si ahora aceptaría llevar al equipo tras dejarlo con la miel en los labios cuando destituyeron a Mike Brown.