Pasamos a Orange strategy



Escrito por: Esoyaquello


El 28 de junio de 2012 en el Prudential Center de la ciudad de Newark Nueva Jersey), Boston Celtics elegía en el pick 22 a un pívot brasileño procedente de la universidad de Syracuse. Las previsiones del draft colocaban al brasileño en torno al puesto 24, 25. Particularmente habiendo elegido a Sullinger en el puesto anterior, hubiera seleccionado otro jugador, incluso a Doron Lamb.En los workouts anteriores al draft también se habló del interés de Chicago Bulls en el brasileño para cubrir la marcha de Asik.

Una vez elegido Melo, apoyarlo para mí es una obligación. Algunos partidos puede ver de Syracuse y me pareció un buen jugador defensivo, cubierto en muchos casos por la zona 2-3 de Jim Boeheim, una de las defensas más reputadas de la NCAA, y muy limitado en ataque.

Jim Boeheim reclutó a Melo desde Sagemont Upper School, que había llegado desde Brasil para jugar al baloncesto debido a su altura. Su experiencia en el deporte de la canasta era muy limitada, como buen brasileño practicaba el fútbol, pero pronto vieron en él potencial debido a su altura y su envergadura. Su capacidad atlética le permitía sobrepasar jugadores de HS.

Su comienzo en la NCAA fue complicado, llegó pasado de peso y sufrió para adaptarse al nivel universitario. En su primera temporada su incidencia en el juego fue escasa promediando unos escasos 2.3 ppp, 1.9 rpp, 0.8 tpp, con 36% en tiros libres en unos ínfimos 9.9 minutos por partido.

Su temporada sophomore fue mucho más productiva, llegó en buena forma y mejoró sus habilidades defensivas de manera exponencial, puesto que se demostraba más ligero, más ágil y con mucha más presencia. Mientras mejoraba su entendimiento del juego, sus labores académicas eran bastante bajas. Sus problemas con el idioma le hacían ver varios partidos por televisión.

Syracuse tenía algunos problemas extradeportivos sumados a los de Melo como la acusación de abuso sexual contra el asistente Bernie Fine en una sociedad cada vez más concienciada en la denuncia de dicho tema (conocido es el caso de Jerry Sandusky).


Los números de Melo en esta temporada crecieron como por arte de magia pasando a promediar 7.8 ppp, 5.8 rpp, 2.9 tpp en 25 minutos. Más allá de estos números su presencia en la zona era más notaria e intimidaba mucho más. La zona 2-3 tapaba sus carencias defensivas para cerrar el rebote y su envergadura ayudaba a su equipo a la hora de defender posibles penetraciones. Hay que recordar cómo Melo y la zona 2-3 secó a Drummond que llegaba con la vitola de estrella. Esto le sirvió para ser nombrado jugador defensivo del año en la conferencia Big East.

Su adaptación a la NBA no ha sido sencilla, no ha debutado esta temporada con Boston en RS siendo asignado a los Maine Red Claws, de la NBA D-
League donde ha realizado números importantes con porcentajes decentes pero sigue teniendo problemas con el balón en las manos, en algunas ocasiones se demuestra perdido en el juego y pierde rebotes que deberían ser suyos. Sus puntos fuertes son su capacidad de intimidación y que su coordinación no es del todo mala, lo que pronostica un buen margen de mejora si trabaja. No se espera que disfrute de una buena cantidad de minutos esta temporada en la liga más exigente del mundo pero sí que no nos hayamos equivocado, del todo, con este 7 pies. 


Agradecer como siempre desde el blog, la colaboración de un crack como es Rayco, un apasionado del basket, que además sabe de lo que habla (escribe). No me hizo falta insistirle para que lo hiciera, y es que como persona es un diez. Esperemos que no sea su última colaboración en este blog.